Estilo escandinavo y tendencias del norte de Europa


El estilo nórdico o escandinavo nació con el objetivo de hacer acogedor el hogar con lo mínimo indispensable. Mantas cálidas, muebles de madera y colores claros, este es el trinomio que caracteriza el estilo escandinavo.  

Historia del estilo nórdico

Este particular estilo, muy popular en la decoración del hogar, tiene su origen en los países del norte de Europa. No nació con fines estéticos, sino más bien funcionales: hacer acogedores, sobre todo en invierno, esos ambientes fríos caracterizados por climas duros e implacables.
Su fama se debe a que no sólo combina bien con los hogares de montaña, sino que también puede adaptarse en una casa de ciudad o junto al mar, para recrear un ambiente acogedor y elegante abrazando la filosofía de la esencialidad.


 

Pautas para amueblar en estilo escandinavo

Líneas sencillas y esenciales

Para realizar una decoración de estilo nórdico, es esencial seguir algunas reglas muy precisas. En primer lugar, como ya hemos destacado, en este estilo los muebles no se eligen por su estética, sino por su funcionalidad, por lo que los muebles minimalistas son esenciales. Las habitaciones de las casas nórdicas son limpias, despejadas, amplias y luminosas. 

Filosofía Hygge

Una característica que no debe subestimarse es la comodidad. El hecho de que sea sencillo y funcional no significa que sea frío y distante. La característica del estilo escandinavo es precisamente la de utilizar pocos elementos funcionales para crear un ambiente acogedor en el que relajarse y ser feliz.

Materiales, tejidos y colores

El material elegido es sin duda la madera, tanto por la conexión que los países nórdicos tienen con el entorno natural como por su propensión a un enfoque sostenible.

Los suelos de parqué están muy extendidos en las casas amuebladas con este estilo.
Otros materiales que complementan la madera son la piedra, el cuero y los tejidos naturales, especialmente cálidos y suaves.
Los tejidos más cálidos son la lana, el algodón, el lino y, en un tiempo, también la piel, ahora sustituida por la piel sintética. En cuanto a los colores, es evidente a primera vista que favorecen el blanco y, en general, los colores suaves y claros. Esto se debe a la necesidad de dar luz al hogar, dado que los meses de invierno se caracterizan casi por la ausencia de luz natural.
Por tanto, los colores y tonos preferidos de este estilo son los neutros y naturales, aunque en algunos casos se utilizan algunos toques de negro para crear un agradable contraste.

Viadurini Living: propuestas para un salón de estilo nórdico


La colección Viadurini Living propone muebles de estilo nórdico ideales para decorar tu salón. Elegantes sofás cama para recibir a tus invitados y sillones para crear un rincón de lectura perfecto.
Tejidos cálidos como el terciopelo y la lana son ideales para enriquecer el salón con accesorios como alfombras suaves, mantas mullidas y cómodos pufs.
Para crear el efecto esencial y organizado que desea, sólo tiene que seleccionar elementos de mobiliario con un diseño limpio.


El consejo de Viadurini: para crear un ambiente cálido y acogedor en las habitaciones, la sugerencia es colocar velas de cera natural y varitas aromáticas de ambiente colocadas en una estantería en el recibidor te envolverán con tu fragancia favorita cada vez que llegues a casa.

 

 

Productos que podrían interesarte
Email Newsletter
Newsletter
  • aicel
  • confindustria
  • sectigo
  • sonosicuro